Resumen de ESCOLTA (Close)

Ok, esta historia comienza con Sam Carlson (Noomi Rapace), una experta en seguridad que normalmente trabaja escoltando periodistas en zona de guerra, hasta que un día es contratada por la señora Hassine, dueña de una empresa minera, para cuidar a su hijastra rebelde Zoe, con la firme esperanza de que no se la fo… Digo, de que mantenga siempre el profesionalismo y seriedad con ella, no como su anterior guardaespaldas.

Zoe es el estereotipo más trillado de niña rica con problemas paternales y constantemente está portándose de manera irrespetuosa, pero Sam hace lo mejor que puede para no golpearla mantener la paz entre las dos. Al fin y al cabo, parece que no estarán juntas mucho tiempo: solo tiene que acompañar a la niña en un vuelo hacia Marruecos, donde su madrastra está por firmar un importante convenio, dejarla en su mansión y listo, se acabó la misión.

Peeeeeero Zoe no desaprovecha la oportunidad de molestar un poco más a Sam y le obliga a quedarse en la casa hasta que se cumplan todas las horas de protección por las que su madrastra pagó. Llega la noche y algo extraño pasa. El sistema de seguridad se vuelve loco y un grupo de extraños ingresan disparando a todos los miembros de seguridad.

E incluso en ese contexto, Sam sigue siendo una profesional y rescata a Zoe cuando bien pudo haber dejado que los delincuentes se la lleven (y de seguro nadie la hubiera culpado por eso). Ambas mujeres llegan a un coche de policía y se suben creyendo que las llevarán a un lugar seguro, pero en medio del camino, Zoe, que aquí comienza su transformación en persona útil, traduce lo que los policías hablan y descubre que ellos en verdad las están secuestrando.

Sam reacciona rápidamente y comienza la pelea para salir de la patrulla, pero es en medio de ese forcejeo que Zoe le dispara a un agente y aquello solo termina por empeorar su situación. Llegan a un hotel, la niña llama a su madrastra, y esta le dice que no puede hacer nada para ayudarla porque ahora la acusan de matar a un policía y eso pone en riesgo el nombre de la empresa.

En este punto, Sam ya no tiene ninguna obligación de proteger a Zoe, así que le aclara que si quiere su ayuda deberá portarse bien y obedecerla en todo. Aquí es cuando aparece Sinclair, un amigo de Sam, quien viene a traerles documentos falsos y ayudarlas a escapar. Y aquí también es cuando aparece uno de los principales problemas de esta película: la subtrama de la hija.

Resulta que Sam a los 16 años tuvo una hija a quien dio en adopción por no poder cuidarla y ahora la niña la anda buscando, pero ella se niega a responderle las llamadas porque le da vergüenza. Una historia interesante, pero que es introducida en la película de la manera más burda posible. Llega Sinclair y de la nada, de la absoluta nada, le dice: “Hablemos en serio, tú solo estás aquí porque quieres seguir evadiendo a tu hija”. ¿A qué vino eso? Obviamente, Sam se enfada y lo manda a rodar.

Sinclair baja al bar del hotel a tomarse unos tragos y al regresar unos matones lo siguen y le disparan. Inicia otra ardua y sangrienta pelea en la que Sam y Zoe logran salir con vida a duras penas. El plan para huir ha quedado arruinado y ya sin tener otro lugar a donde ir, ambas deciden conducir hasta la oficina de la señora Hassine, pero es ahí cuando se encuentran a uno de los hombres que las acaban de atacar y deciden seguirlo para ver si la madrastra era quien estaba detrás de todo.

Llegan a un puerto y Sam sale a buscar al sujeto, pero él la encuentra primero, la golpea y ambos caen en el agua, donde continúan peleando rodeados de peces. Sam logra derrotar a su enemigo y salir a la superficie a tiempo, no sin antes robarle la billetera, donde encuentra las claves para acceder al sistema de seguridad de la casa. Ya todo parece estar dicho y la única solución es volver al lugar donde empezó todo y buscar más pruebas que involucren a la señora Hassine.

Peeeeeeero, aquí viene el giro del guión. Resulta que quienes ordenaron el secuestro de Zoe fueron unos empresarios chinos que quieren hacer que la señora Hassine se retire del negocio. Un giro que no termina de funcionar del todo porque ocurre también de manera muy brusca y sin ningún indicio previo: un chino acorrala a Hassine en un elevador y la amenaza. Si no fuera por eso, nunca nos hubiéramos enterado.

Ya en la casa, Zoe trata de ingresar al sistema para robar los datos de su madrastra y en medio de eso, una vez más de la nada, vuelve a salir el tema de la hija de Sam, causando otra discusión innecesaria. Por fortuna, en ese momento llega la señora Hassine y les informa que todo fue un plan de la competencia. Las cosas parecen al fin aclarase en la familia, pero en eso salen unos matones de la oscuridad para atacar a la señora.

Zoe acaba con uno de ellos con su valentía recién adquirida y del otro se encarga Sam, aunque para desarmarlo primero tiene que recibir un disparo en el brazo. Llega la policía, Zoe le hace prometer a Sam que llamará a su hija y todo termina ahí. No, nunca llegamos a saber si los empresarios malvados reciben castigo alguno. Y a ustedes, ¿Qué les pareció esta película?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s