Reseña de LET’S GO JETS!(2017)

Y el otro día guiándome por las sugerencias de Youtube terminé viendo una película japonesa llamada Let’s Go, Jets! un drama musical que adapta (de manera MUY libre) la historia real de las Jets, un equipo de porristas provenientes de una escuela de Fukui que llegaron a ganar un campeonato internacional en Estados Unidos.

¿Y qué decir? Si soporté las dos horas que dura Let’s Go, Jets! fue más que nada porque cuenta con un elenco de actrices bastante carismáticas, pero por lo demás… Es un completo desastre a nivel de guión. La historia comienza mostrándonos a las Jets como un grupo bastante desigual, todas con su propio estilo de baile, con sus propios problemas, cada una yendo por su lado; la película podría haber invertido sus dos horas en mostrarnos a ellas lidiando con sus diferencias y convirtiéndose en un verdadero equipo, PERO NO. Todos los conflictos entre las señoritas se resuelven durante la primera hora y a partir de ahí la historia pega un giro para centrarse exclusivamente en la protagonista principal. De las otras integrantes no volvemos a saber más, desaparecen, están ahí, pero ni hablan ni hacen nada relevante. Menuda forma de desperdiciar personajes.

Como decía, a partir de ahí seguimos a Hikari, el personaje más soso que tiene esta película, basta decir que la mayor parte del tiempo no sabemos qué quiere o para qué está ahí. Al principio se mete de porrista para enamorar a un chico, pero luego ya no le importa y al final su historia de amor no va a ninguna parte. Pero como es la protagonista y hay que darle algún problema serio que superar, pues de la nada le ocurre un accidente. De la absoluta nada. Ni siquiera lo vemos en pantalla, Hikari simplemente aparece con muletas y dice “Ay me accidenté”.

Y ahí comienza otro drama, que Hikari quiere bailar pero no puede. Y al final pasa lo que todos ya sabemos: Hikari se recupera milagrosamente, la ponen de centro aunque lleva meses sin practicar y ganan el campeonato en Estados Unidos con la única, LA ÚNICA ESCENA EN LA QUE VEMOS BAILAR A LAS JETS.

Ese es otro tema, LET’S GO JETS! debe ser una de las películas de baile que menos baile tiene. Al principio vemos que las chicas solo improvisan, se equivocan, y está bien, porque recién están aprendiendo, pero luego, cuando se supone que ya son un equipo consolidado, todas sus presentaciones en campeonatos se omiten de la manera más ridícula posible: vemos a las Jets subiendo al escenario, ELIPSIS, las vemos bajando y celebrando lo bien que acaban de bailar.

No sé si habrá sido por falta de tiempo, falta de presupuesto o una simple falta de interés por parte de sus realizadores, pero eso es todo lo que ofrece LET’S GO JETS, una sola escena de danza coreografiada y muchos dramas personales que no van a ninguna parte.

Véanla bajo su propio riesgo. Los dejo con su nada sutil poster:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s